MENDOBEATLE

Mendobeatle Especial.

 

CARTAS A GEORGE: TRIBUTO.

Envía tu carta a: mendobeatle@hotmail.com

Carta de Cynthia: Email: cynthyavela@hotmail.com

George:
¿Cómo estas? Espero que te encuentres bien alla arriba.
Ahora sabemos que hay un angel más en el cielo no ha sido facil perderte. significas mucho para muchos de nosotros, y siempre seras especial en nuestros corazones y en nuestras almas.
Ell mundo te extraña George, extraña tu energía, tu filosofía, tu MUSICA, tu visión, tu mirada, todo.
Yaunque sabemos que tu música y tu magia jamás moriran, te extrañamos George, y siempre te extrañaremos...deep in our hearts we will always feel the sorrow of not having u here, with us.

Ve en paz George,
God bless.. Cuida mucho a tu familia, y a nosotros también.

Live forever... Dios te bendiga

Cynthia.

Carta de Maria José, Chile. Email: mariajose_harrison@hotmail.com

GEORGE:
Desde que me entere de tu muerte hasta el día de hoy (y creo que por mucho
tiempo más) no he dejado de llorarte. Lamentablemente naci hace solo 17
años, momento en el cual la beatlemanía (como tal Y NO COMO HECHO) estaba ya extinguida. Siempre le reclamo a mis padres el porqué me tuvieron tan tarde,
pero así es la vida y hay que conformarse con lo que uno es. Te agradezco el poco tiempo que pude conocerte y reconocerte como mi ídolo y realmente te costará aceptarlo por tu humildad pero lo eres. Estoy muy apenada, osea eso es poco con lo que realmemte siento, siempre fuiste y serás mi favorito.También te agradezco por tu música que a mi me causa mi mayor alegría diaria, ahora melancolía pero me acostumbraré. Te extraño mucho y siempre te recordare con mucho amor y cariño y ojalá desde el cielo te des cuenta que no todos los fans somos "obsesivos" y jamás te habría hecho daño.
Cuida mucho desde donde estés a Olivia y Dhani que te necesitan mucho.
Te Quiero mucho my sweet george en el mayor sentido de la palabra... A DIOS...

María José Santiago, Chile.

Carta de Edgar Antonio Sanabria Hermosilla de Paraguay.
Email: edgar_luque62@hotmail.com
Querido George:

Te escribo esta carta para decirte sencillamente que te extrañaremos. Ya nos dijiste alguna vez que: TODAS LAS COSAS PASAN.
Pero TÚ nunca pasaras para nosotros los que te amamos como BEATLES, como persona, como músico.
Tengo muchas cosas que decirte, pero tu ahora ya lo sabes todo. Algo de ello lo diré porque esto sera leído tambien por otros que necesitan ser consolados como yo. Diré que tu sensibilidad hacia todo lo que te rodeaba era tan grande como una montaña.
Solo agregaré que nunca PASARAS de los corazones de todo BEATLEMANICO.

FELIZ de conocerte VIVO. Porque pasaran cientos de años y los futuros millones de BEATLEMANIACOS solo tendran referencia de la historia.

GEORGE sos eterno.
Edgar Antonio Sanabria Hermosilla, PARAGUAY.
Carta enviada por Elena de España. Email: elopez@wol.es
Querido George:

Te echo de menos. Me parece que nada de lo que estamos viviendo es real, pero me temo que lo es.
Me gustaría estar al lado de Olivia y Dhani y poder abrazarles, y poder decirles que les quiero, y que no se sientan solos, porque la humnidad entera les arropa en su dolor.
Me gustaría estar en Londres, frente a los muros blancos que crecan Abbey Road, con una vela encendida, contemplando el lugar por el que tantas veces pasate.
Me gustaría estar en Liverpool, junto a la gente que te vió nacer y crecer. Con los vecinos y amigos que maldicen tu triste y lamentable ausencia.
Pero no puede ser. Estoy aquí, en España, y, a pesar de la lejanía, quisiera decirte que mi alma, mi corazón y todo mi ser está a tu lado. Siento que tengo que aprender muchísimo de tí, de tu magia, de tu genio, de tu espítiru, de tu nobleza, de tu inteligencia.
Llevas a mi lado desde que nací, y aunque ya no estés más con nosotros, SIEMPRE SEGUIRAS ESTANDO A MI LADO, porque en mi cabeza no cabe la palabra olvido, y mucho menos cuando se trata de un ser tan querido como lo eres tú.
He maldecido millones de veces tu enfermedad, he sentido rabia, odio, deseos de venganza. Pero entonces, cuando empezaba a sumirme en un pozo sin fondo, recordé las últimas palabras que dijiste y pensé que debía hacerte caso. Te lo debía, por todo lo que me has aportado, por lo bonita que has hecho mi vida y los arcoiris que han dibujado en mis pupilas las maravillosas notas de tus canciones. De nada sirve el odio, es un sentimiento muy primitivo.Demasiado humano, quizás. Es preferible cambiar esa palabra por AMOR, por ese AMOR INFINITO que deseaste para todo el mundo.
Si hubiera habido más gente como tú, querido George, no habría asesinos, guerras, etc.
Lástima.
Fue un privilegio compartir mis 28 años de vida contigo.
Hasta pronto:

Elena
Carta de Marcela Pol. Email: marpol@mecon.gov.ar

George:

Un ser de luz que no solo nos legaste tu maravillosa música, sino también tu espiritualidad, tu paz... . Hoy no estas físicamente entre nosotros, pero seguiras en nuestros corazones mientras estos sigan latiendo. Te uniste a la naturaleza y seguramente alcanzaste a ese Dios al que tanto anhelabas llegar. Quiero recordarte con unas palabras que seguramente conoces muy bien: "Porque quien encuentra en si mismo su felicidad, su gozo y en si mismo también su luz, es uno con Dios, y sábelo, el alma que ha encontrado a Dios se libra del renacimiento y de la muerte, de la vejez y del dolor y bebe el agua de la inmortalidad".
Encontraste tu felicidad, tu gozo y tu luz, sos uno con Dios y, estoy segura de que seras inmortal. Hasta siempre, George, hasta pronto.

Marcela

 

Poemas de Gabriel Riobó. Email: gelmancito@hotmail.com
While my guitar gently weeps

I
Anteojos rotos
cuerdas de guitarra
el cielo ya tiene
la mitad de la música.

II
Cuerdas de guitarra
la borra café de estrellas
me dice que tan sólo duermes.

III
Acordes que ni Dios
sabrá tocar.


Caminabas

Cierro mis ojos
que ya no ven
sólo ahora
escucho con mis pies
la lluvia resbalar.

Gracias George
Carta de María Inés Morosky. Argentina. Email: mariamorosky@ciudad.com.ar
Recién hoy 4/12 procuro escribir algunas palabras sobre esto que le ocurrió a nuestro querido George.Todos sabíamos que él estaba muy enfermo, pero nunca estuvimos preparados para soportar tanto dolor.Cuando amamos mucho a alguien, no podemos pensar en su partida.Desde hace cinco días mi vida me pesa,no puedo frenar mi llanto ni esbozar una sonrisa. Se que el
está descansando tras haber sufrido tanto. Se que está con John.
Sabemos que siempre fue muy fuerte y la peleó hasta el final.Pero no admito, no soporto escuchar hablar de nuestro George en pasado.El vivirá eternamente en los corazones de quienes lo amamos tanto y a través de su majestuosa música.
Pero de todos modos es injusto que un ser tan bueno, dulce, digno y espiritual no esté más. Probablemente sea un lujo que Georgie pertenezca a este mundo de mierda...pero hace falta tanta gente como él para que todo pueda ir un poco mejor...
Como él hay muy pocos. Nuestro amado George es único e irrepetible. Debemos no solo admirarlo sino que imitarlo en todas sus acciones. Cuando tenga hijos, les voy a contar sobre nuestros cuatro muchachos y le pediré que imiten la humildad y la grandeza de nuestro George.
Me pesa la vida, todo es negro a mi arededor, es todo muy triste. Por eso me atrevo a pedirte vos, George de mi alma, que me envíes desde tu estrella un poquitito de tu fortaleza para poder sobrevivir en un mundo sin tu presencia física.
Amémoslo más que nunca. Se que no hace falta que lo pida, pero honrémoslo como se lo merece.
Las guitarras no lloran, sino que agradecen haber pasado por tus manos de ángel.
No puedo seguir escribiendo,las lágrimas me lo impiden. Les pido, queridos amigos,que estemos más unidos que nunca,para poder sobrellevar este horrible momento de una forma menos dolorosa,si es posible.
Gracias por permitirme expresar, torpemente, mi sentimiento por la ida de nuestro dulce George...
Disculpen si la hice larga, pero no me alcanzan las palabras para definir esta pesadilla. Dios bendiga e ilumine a George y a John...
MARÍA INÉS MOROSKY (BUENOS AIRES)