Mendobeatle George Harrison Tributo

Mendobeatle Especial

Muerte de George.

Harrison fue un apasionado de la música hasta el último momento.

El ex "Beatle" George Harrison fue un apasionado de la música hasta el último momento, tanto que pocas semanas antes de morir volvió a los estudios para grabar un disco que se ha situado entre los primeros en las listas de ventas.

Harrison escribió la canción "A Horse To Water" con su hijo Dhani y, en lo que sería su último paso por los estudios, la grabó para el disco del músico y presentador de televisión Jools Holland "Small World Big Band".

El disco, a la venta desde hace sólo dos semanas, se encuentra en el número 18 de las listas de éxitos, pero ya se ha comenzado a apostar por él como el número uno de estas Navidades tras la muerte del ex Beatle. La discográfica indicó que hasta ahora no estaba previsto editar la canción como disco sencillo, pero matizó que esos planes pueden cambiar.

En los últimos tiempos Harrison apenas había grabado material, afectado por el progreso de su enfermedad y por el intento de asesinato del que fue víctima en su mansión de Henley (sureste de Inglaterra) hace dos años.

Sí regresó a los estudios para volver a grabar uno de sus mayores éxitos en solitario, "My Sweet Lord", para la nueva edición de su álbum "All Things Must Pass", que volvió a publicarse a comienzos de este año.

Aunque siempre a la sombra de John Lennon y Paul McCartney, los dos principales compositores en el grupo de Liverpool, Harrison fue el más virtuoso del conjunto con la guitarra.

Influido por músicos como Jimmie Rodgers, Scotty Moore o Eddie Cochran, fue él quien enseñó a Lennon a tocar la guitarra, y los acordes de su Rickenbaker formaron parte indispensable del sonido "Beatle", en temas como "Ticket To Ride" o "A Hard Day's Night".

De su talento como compositor dan fe canciones como "Something" -considerada por Frank Sinatra "la más bella canción de amor jamás escrita"- o "Here Comes The Sun".

Con un estilo basado en el de su ídolo, Carl Perkins, el modo de tocar la guitarra de Harrison definió el sonido de los años setenta.

Cuando los "Beatles" rodaron la película "Help!" en 1965, el músico comenzó a interesarse por el sitar indio e introdujo este instrumento y la curiosidad por el misticismo oriental entre toda una generación de aficionados al sonido "pop" en la canción "Norwegian Wood", del álbum "Rubber Soul".

Aunque tuvo que luchar para incluir sus composiciones en los álbumes del grupo, en los últimos años de los "Beatles" pudo dar a conocer más canciones suyas, como "While My Guitar Gently Weeps" -en la que su amigo Eric Clapton incluye algunos acordes- o "Within You, Without You", para el "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band".

Pero no fue hasta la publicación de "Abbey Road" cuando, con "Something", logró que una de sus melodías fuese editada como cara "A" de un sencillo.

Desilusionado de la "Beatlemanía", fue el primer componente del grupo que logró un número uno en solitario, con la canción "My Sweet Lord", del álbum triple "All Things Must Pass", en 1970.

Durante la década de los setenta continuó su carrera en solitario, con mejor o peor fortuna -"Dark Horse" y "33-1/3", al tiempo que comenzaba a despuntar como productor de cine: si existen películas como "La Vida de Brian" de los "Monty Python" es porque Harrison las financió cuando nadie más se atrevía a ello.

En los ochenta, la carrera musical del ex "Beatle" experimentó un cierto resurgimiento: a la muerte de John Lennon en 1980, su canción "All Those Years Ago" alcanzó el número dos en las listas de éxitos.

Y, a finales de la década, formó equipo con el antiguo líder de la ELO, Jeff Lynne, para grabar primero su propio disco "Cloud Nine" y después, con la suma de talentos como Bob Dylan, Tom Petty y Roy Orbison, formar el grupo "The Travelling Wilburys".

Pero Harrison nunca volvió a alcanzar la cima que se le auguraba cuando publicó "All Things Must Pass" o la que logró durante la "Beatlemanía".

El ex Beatle siempre contempló su carrera con un punto de ironía, que llevó hasta el final: el hombre que comentó en su día que "si vas a tocar en un conjunto de rock, no está mal que sean los Beatles" produjo su última canción bajo la marca discográfica "RIP Limited 2001".