Mendobeatle - Tributo a George Harrison

 

MENDOZA RINDIO TRIBUTO.

El sábado 8 de diciembre, Mendoza rindió un sentido homenaje a George Harrison desaparecido recientemente. En la cita tampoco quedó ausente un tributo a John Lennon asesinado 21 años atrás en Nueva York en manos de un psicópota que minutos antes de dispararle le había pedido un autógrafo.

El espectáculo organizado por el grupo BlackBird se dividió en dos partes la primera dedicada a John y la segunda a George.

En la voz de John, Diego Follonier interpretó temas de la época Beatle como de la etapa solista de John. Así pasaron temas como Stand by me, Jealous guy, 9 Dream, Imagine, todos de la etapa solista y lo clásicos temas Beatles cantados por John como Ticket to ride, You can´t to that, Rock and roll music, Anna, Baby it´s you, A hard day´s night, I´m looser y One after 909 entre otros.

Mención aparte sobre la interpretación del tema Come together, ya que al grupo de los BlackBird se le sumó Raúl Aguilera del grupo Bokanegra e hicieron una interpretación magistral, muy cover de dicho tema.

Luego llegó el turno de homenajear a Harrison, acompañados de videos recordatorios sobre George, Martín Carrillo, interpretó clasicos temas como: Something, I my mine, Taxman, Here come the sun, Roll over Bethoven y temas de la etapa solista de George como el clásico Sweet my loord.

También participaron del homenaje a George, Hernan de Davidan dando una muy buena interpretación acústica de I need You. Ferrovía representado por Pablo interpretó junto a los BlackBird el rock Everybody trying to be my baby de los Beatles.

Uno de las mejores interpretaciones y de las emocionantes de la noche llegó con While my guiter gently weeps, en donde se sumó Raúl Aguilera.

Por último participó el grupo LuckyBlue que interpretaron los temas: I got my mind set on you y All things must pass.

La noche cerró con un par de rock and roll, I saw standing there y Twist and shout.

Completaron la banda, Daniel Follonier en la voz de Paul, Jorge Flores como Ringo Starr, y German Bombini en teclados.

Lleno total, gente que no pudo ingresar al local y mucha emoción en el homenaje a dos grandes, que no dejan dudas que existiran por siempre a través de su música y dejan en claro que a más de treinta años de su separación los fab siguen convocando y emocionando a generaciones.

Buen espectáculo, emoción, nostalgia y algunas lagrimas. Que se repita más seguido.